29 abril 2018

Sepultura | Bestial Devastation [EP] - 1985 (Reseña/Review)






Banda: Sepultura 
País: Brasil
Álbum: Bestial Devastation
Genero: Death/Thrash Metal
Tipo: EP
Lanzamiento: 1 de Diciembre, 1985
Sello: Cogumelo Records
Formato: Vinilo 12" (33 1/2 RPM)


Sepultura se forma en la ciudad de Belo Horizonte, Minas Gerais, Brasil, en 1984. La banda tomó el nombre debido a la canción de Motörhead "Dancing on your grave" (“Bailando sobre tu tumba”, o “Dançando na tua sepultura”). Influenciados por la agrupación de Lemmy Kilmister, por bandas como Black Sabbath, Venom, y Slayer, y por la creciente escena Punk/Crossover Thrash de Brasil (Ratos De Porao, Leviaethan), dos jóvenes hermanos, Max e Igor Cavalera respectivamente, decidieron dejar los estudios, para meterse de lleno en la música. Inicialmente la banda quedó establecida con Max a la guitarra, Igor en la batería, Paulo Jr. en el bajo, y el vocalista Wagner Lamounier (más conocido como "Wagner Antichrist"), pero por desacuerdos artísticos, Wagner abandonó el grupo para fundar Sarcófago, por lo que Max llevaría las vocales y se uniría como guitarrista Jairo Guedz. Empezarían con un par de ensayos grabados en cassette. En 1985, firman un contrato con el sello brasilero Cogumelo, sello que permanece vivo hoy en día, y apadrina a muchas bandas de Brasil, tanto en lo conocido como en el underground.

"Bestial Devastation" es el primer trabajo de Sepultura, lanzado en diciembre de 1985, originalmente, junto con el EP de la banda Overdose, "Século XX", a manera de Split. Este trabajo fue grabado en un estudio improvisado, en dos días. La calidad de sonido, para la época, era mala, debido a que se grabó con amplificadores sobresaturados, pero pese a eso, este lanzamiento, fue el puntapié inicial hacia una extensa carrera musical. Esto, sumado a su presentación en el Rock in Río de 1985, que, gracias a este festival, la escena en Brasil empezase a crecer, así como la propia banda.

El álbum consta de 5 temas, donde todo radica en un trabajo lleno de agresividad pura y dura, combinando el Heavy Metal de Black Sabbath, Motörhead y Venom, con el más crudo Thrash Metal, Death Metal, y el Black Metal, en un disco lleno de bestialidad, oscuridad, y potencia, por parte de estos cuatro brasileros.

Al iniciar este álbum, se escucha una demoniaca voz que, si estás en un ambiente oscuro, con tu equipo sonando a todo volumen, seguro se te van a erizar los pelos. Esa es la intro llamada “The Curse”, que te dice que es tiempo para la devastación bestial, entre un sonar de campanas y una estremecedora ventisca.

Y exactamente, “Bestial Devastation” le sigue, detonando esa agresividad, con la voz de Max desatando la furia, a la que aumenta con los terroríficos riffs a toda velocidad, y la gran dinámica de Igor. La guitarra de Jairo y el bajo de Paulo Jr. despliegan todo su poderío, y hacen que la canción cobre vida, con los cambios de ritmo, entre rapidez y esa rítmica moderada pero bien heavy.

Seguro que uno reconoce la gran influencia que Venom y otras bandas del Heavy europeo han dejado en Sepultura, cuando se escucha “Antichrist”, otro tema que entrelaza el más crudo Black Metal (sobre todo en los blastbeats), el más demente Hardcore, y un Heavy Metal bastante galopante, como una caballería salida del mismo infierno. Y no podemos dejar de lado las dotes vocales de Max, cuando lanza su "Antichrist!" al aire.

Necromancer” es otra pieza que mezcla lo pegadizo y brutal del Heavy con la gran potencia del más descarado Thrash Metal. Un inicio para empezar a agitar melenas, y luego, a ir a por ese moshpit de lo más salvaje, acompañado del más crudo y demente sonido que estos brazucas pueden lograr aquí.

Warriors Of Death” muestra al iniciar, la habilidad, entre rapidez y técnica que estaba empezando a forjar Igor Cavalera en los parches, pero que aquí nos anticipa que va a ser algo que te va a dejar sin respiro hasta el fin. Un final digno de tener una dinámica veloz y brutal, combinado también con un poco de heavy bastante rítmico a tempo moderado, y por supuesto, no dejarnos un solo frenético, para volver a la rapidez y la demencia, hasta que termina.

Valoración personal: Luego de empezar escuchando el "Beneath The Remains", un disco el cual tengo en muy alta estima de Sepultura, me tiré a buscar este EP, junto con su "Morbid Visions" de 1986, y me encontré justo con un diamante en bruto: algo que lo escucho una y otra vez, y preguntándome cómo siendo de un lugar que no fuese Europa o EEUU, se pudiese ser tan potente, agresivo, y tener cosas que no tienen nada que envidiar a ningún grupo británico, alemán, o yanqui, de los cuales se inspiraron para crear su sonido. Sabemos muchos (por no decir todos) que hoy en día, Sepultura ya no es lo que era, y muchos deseábamos o deseamos que vuelvan a esos gloriosos años, de aquellos trabajos donde poco a poco pulían su trabajo, y sacaran joyas como en ese entonces, pero creemos que se nos haría imposible, y lo mejor, sería guardarnos ese buen recuerdo, y mantenerlo vivo, ya que no solo narra la historia de un grupo, sino de toda una creciente escena, como era allá por mediados de los 80. Un disco que, pese a que no se posiciona dentro de la alta estima de los fans de Sepultura, ha sido un comienzo muy potente, y que hizo que este grupo brasilero, empezara a comerse el mundo.

Curiosidades: 

- Este EP fue relanzado en 1990, por Cogumelo Records, por separado del EP de Overdose, pero incluyendo como Bonus Track, el tema "Troops Of Doom", el mismo que se incluyó en el álbum "Schizofrenia" de 1987. En 1997, formó parte del relanzamiento de su primer larga duración "Morbid Visions" (1986) como Bonus Tracks. Este posterior relanzamiento fue a través de Roadrunner Records.

- Al grabar "Bestial Devastation", la banda no tenía mucho dinero, por lo que los miembros usaron instrumentos prestados de sus amigos y conocidos.

- La voz en la primera canción de "The Curse" fue realizada por un amigo de la banda, según comenta Igor Cavalera: "Una cosa que recuerdo es que tuvimos a uno de nuestros amigos para hacer la voz de la introducción de The Curse ya que hizo la voz sin efectos por que eran eructos. Es gracioso, por que llegó al estudio y lo hizo sin pena. Ya no recuerdo su nombre".

- La banda aparentemente luchó con el productor durante la grabación. Igor comentó: "Para mostrarle todo lo que quería en la mezcla finalmente tuvimos que mostrar algunos registros de la banda Venom para mostrar como sonaba esta banda y así imitar algo".

- Meses antes de la grabación de lo que se convertiría en el EP "Bestial Devastation", la banda decidió cambiar las letras del portugués al inglés. Ninguno de los miembros de la banda sabía como escribir o hablar el idioma, por lo que pidieron a su amigo Lino Crudo el favor de traducir sus letras.

- Sepultura y Sarcófago, pioneras del Heavy Metal en Brasil, mantuvieron una rivalidad durante mucho tiempo: Originalmente los miembros de ambas agrupaciones eran amigos desde la infancia, pero la salida de Wagner Lamounier de Sepultura provocó una confrontación contra Max Cavalera.​ La situación no mejoraría con el tiempo, pues el batería D.D. Crazy (Sarcófago, Sextrash) rompería una botella en la cabeza del futuro guitarrista de Sepultura, Andreas Kisser, y en 2013, Max calificó a Lamounier como "un gilipollas, un mierda, por eso fue expulsado de la banda".

Ir a la Discografía
Escuchar en Youtube



By: Diego G. Butcher






4 comentarios: